Bradicardia: diagnóstico

Compártelo

Su doctor podría ordenar una serie de pruebas para medir su ritmo cardíaco, establecer un vínculo entre una frecuencia cardíaca lenta y sus síntomas, e identificar las condiciones que pueden causar bradicardia.

Electrocardiograma (ECG)

Un electrocardiograma – también llamado ECG o EKG – es una herramienta fundamental para la evaluación de la bradicardia. Un ECG utiliza pequeños sensores (electrodos) conectados a su pecho y sus brazos para registrar las señales eléctricas que viajan a través de su corazón. Su médico puede buscar patrones entre estas señales para determinar qué tipo de bradicardia que tiene.

El médico también puede hacer que usted use un dispositivo portátil de ECG en el hogar para más información acerca de la frecuencia cardíaca y ayudar a establecer una correlación entre una frecuencia cardíaca lenta y la aparición de los síntomas. Estos dispositivos incluyen:

  •     Holter monitor. Este dispositivo portátil de ECG se lleva en el bolsillo o en el cinturón o correa para el hombro. Se puede grabar la actividad de su corazón durante todo un período de 24 horas, lo que proporciona al médico una mirada prolongada a los ritmos del corazón. Su médico probablemente le pedirá que lleve un diario durante las mismas 24 horas. Vas a describir los síntomas que experimentan y registrar el momento en que ocurren.
  •     Registrador de eventos. Este dispositivo portátil de ECG se destinan al seguimiento de su actividad cardiaca durante algunas semanas a algunos meses. Usted activarlo solamente cuando usted experimenta síntomas que pueden estar relacionados con una frecuencia cardíaca lenta. Cuando sienta los síntomas, se presiona un botón, y una tira de ECG de los minutos anteriores y posteriores a pocos minutos se registra. Esto le permite a su médico para determinar su ritmo cardíaco en el momento de sus síntomas.

Su médico también puede utilizar un monitor de ECG en el desempeño de otras pruebas para conocer el impacto de la bradicardia. Estas pruebas incluyen:

  •     Prueba ortostática. Esta prueba ayuda a su médico a entender mejor cómo su bradicardia contribuye a desmayarse. Usted se acuesta sobre una mesa especial, y luego se inclina la mesa como si estuviera de pie. Los cambios en la posición puede causar un desmayo y ayudar a su médico para establecer un vínculo entre la frecuencia cardíaca y episodios.
  •     Prueba de esfuerzo. Su médico puede controlar su ritmo cardíaco mientras usted camina en una caminadora o una bicicleta estacionaria para ver si su ritmo cardíaco aumenta apropiadamente en respuesta a la actividad física.

 

De laboratorio y otras pruebas

Su médico le ordenará exámenes de sangre para la detección de enfermedades subyacentes que pueden estar contribuyendo a la bradicardia, tales como una infección, el hipotiroidismo o un desequilibrio electrolítico. Si se sospecha de apnea del sueño de contribuir a la bradicardia, es posible que se someten a pruebas para controlar su sueño.

Compártelo

Información sobre los síntomas, causas y tratamiento de la bradicardia.